Maracana-1950

21 de diciembre de 2007

Llegar a viejo


El diario Marca ha celebrado estos días los 70 años que lleva en la calle. Pienso que en España somos muy dados a festejar estas cosas, aunque las cifras no sean excesivamente redondas, pero este cumpleaños me ha traido recuerdos.

La prensa escrita tuvo mucha culpa de que me aficionara al deporte siendo aún muy niño. Mi padre nos traía siempre un periódico, sobre todo los fines de semana. A veces era el As, en otras ocasiones el Marca, y también de vez en cuando los diarios catalanes, Sport y Mundo Deportivo. Los leía siempre en compañía de mi hermano, pidiéndonos permiso para pasar de página. Por aquel entonces creo que el As era el que más vendía de ellos, y que el que ahora celebra los 70 años tenía fama de atlético. De aquellos periódicos me vienen a la mente algunas cosas: las biografías que sacó As durante una temporada, los simbolitos que usaban para puntuar la actuación de los jugadores en cada partido, las primeras crónicas que leía sobre partidos, las opiniones especializadas de los columnistas, la ausencia, o al menos la atenuada presencia, de sensacionalismos... Incluso alguna alineación, de algún equipo casi desconocido, que memoricé sin venir a cuento y aún hoy podría recitar.

Todo ha cambiado mucho, como siempre en la vida. Ahora Marca y As son madridistas acérrimos y pelean por serlo más que el otro, y en el camino usan medias verdades para atacar al Barcelona. Los catalanes no han cambiado porque siempre fueron azulgranas a tope, pero rezuman un antimadridismo algo zafio. No hay espacio por tanto para la credibildad. Al parecer, ser creíble ya no vende. Hasta en eso nos hemos equivocado.

No puedo dejar de sentir cierta lástima al ver en lo que se convierten las cosas. Hoy en día el Marca es un periódico muy poco fiable, con un formato parecido al gratuito Qué, basado en los titulares llamativos y con una alarmante falta de chicha, es decir, del contenido y del análisis riguroso y detallado que al menos a mí me gusta. Podría enunciar titulares más bien infantiles de los últimos años de los que hoy celebran por todo lo alto cumplir tantos años. Es importante llegar a longevo, pero sobre todo vivir de acuerdo a unos principios. Ver en primera fila de la foto del cumpleaños a Pedro J., que dijo estar emocionado por el acontecimiento, y que mañana ni se acordará de él, empeñado en sus intereses personales y políticos, no me ayuda a cambiar esa idea, más bien al contrario.

Así que, más que celebrar el acontecimiento, casi que lamento el gasto de papel que hoy en día se hace. Al menos esta vez me ha servido para recordar aquellas mañanas de sábado y de domingo, aquellos grandes momentos pasando páginas y aprendiendo.

2 Comments:

At 26 diciembre, 2007 17:15, Anonymous juanki said...

Yo tengo recuerdos parecidos de la prensa deportiva en mi niñez. Lo cierto es que yo tenía la suerte de poder disfrutar de ella cada día porque mi abuela tenía un kiosco. Trato de recordar si en aquella época también era sensacionalista y concluyo que no. Era igualmente futbolera, pero mucho más sana. Es una pena que ahora se preocupen más por vender (aunque sólo sea humo) que por dar noticias veraces.

De aquella prensa me quedo como tú, con la clasificación que se les daba a los jugadores después de cada partido. Siempre miraba la nota que daban a mis jugadores favoritos (Santillana en fútbol y Fernando Martín en baloncesto).

¡Qué grandes recuerdos!

 
At 27 diciembre, 2007 10:42, Anonymous telmo said...

Gracias por tu comentario, son recuerdos muy bonitos, y me gustó recordarlos. Me encantaba ver los trebolillos esos que ponían a los jugadores para puntuarlos.

 

Publicar un comentario

<< Home