Maracana-1950

23 de diciembre de 2007

Media Liga


El Real Madrid se ha llevado el clásico con justicia. Incluso se puede decir que no debió sufrir en los últimos minutos, dada la superioridad, sobre todo física, que mostró. El Barcelona no supo jugarle en ningún momento y demostró que no anda nada bien. Sólo Iniesta parecía a la altura. El resultado fue un partido trabado, bastante decepcionante para el espectador neutral, que supongo esperaría mucho más, dada la calidad de los jugadores que había en el campo.

Los primeros minutos ya reflejaban lo que ocurriría después. El Barcelona tenía más la pelota, pero no la movía bien. Los pases eran imprecisos, y la pelota no corría. Al Barcelona menos agresivo se le unía el Madrid más aguerrido, con una defensa muy capaz y un centro del campo que presionaba muy bien. Hasta los delanteros hicieron un gran trabajo en ese aspecto. Fue precisamente cuando los azulgranas empezaban a ver algunos huecos en la defensa blanca cuando en un contraataque Baptista batía con precisión a Valdés. Para un Barcelona tímido, era un golpe casi mortal.

La capacidad de reacción, por tanto, era mínima. Los blancos manejaban el partido, pero les faltaba ambición. En el segundo tiempo debieron irse más arriba. Sin embargo, lo que más me llamó la atención fue que en ningún momento el Barcelona desempeñó el fútbol que le caracteriza. Hasta ese punto este equipo se ha hecho débil. Por muy bien que defendiera el Madrid, lo normal habría sido que pasase unos minutos de apuro, que llegase una avalancha en algún momento. Sólo hubo un pequeño amago, en los últimos cinco minutos. Por cierto, en esos minutos Iniesta hizo un alarde en el centro del campo impresionante. Pero ya era tarde.

He oído de nuevo que la diferencia estaba en la portería. En esta ocasión eso es faltarle a la verdad. Casillas no hizo ninguna parada extraordinaria, entre otras cosas porque apenas le tiraron, y el tanto de Baptista no era nada fácil de parar. Victor Valdés es un gran portero y merece respeto. Esto no significa que el bueno de Iker no le haya dado montones de puntos y unos cuantos títulos al Madrid. Lo que sí pienso es que la ausencia de Messi, en este momento, ha sido crucial. El año pasado, sin él, se hubiese perdido de la misma manera que se ha perdido esta vez. El argentino tiene capacidad, igual que Casillas, para decidir por sí solo un partido. Etoo aún no, pese a lo visto en Valencia.

En el análisis individual, hay que mencionar también a Ronaldinho. Tras una semana de rumores, el carioca finalmente fue titular. Yo pensaba que así debía ser, pero estaba también equivocado. Como el entrenador. El brasileño no está para jugar, él lo sabe, y suple esa carencia con gestos para la galería. Sacar a Bojan hubiese sido mucho mejor. El chaval en apenas unos minutos creó algunas ocasiones de peligro. Pero Ronnie no tiene la culpa de todo. Solo la tiene de echarse a perder, como hicieron antes muchos futbolistas brasileños. El que le saca es el responsable. Ese es Rijkaard, que ya no debería estar. El año pasado, tras la traca final tan inesperada del Madrid y los empates cedidos en casa ante Betis y Español, debió irse porque estaba claro que su mensaje ya no llegaba. La plantilla actual es de órdago, pero ya no la maneja. Cuando acabe el año se irá, pero se habrá perdido tiempo. Creo que el culpable no es Laporta, sino el holandés, que sabiéndose incapaz de reconducir la situación, ha persistido en su error.

Pero ojo, hay más cosas, el Barcelona no depende en exclusiva de Ronaldinho. Físicamente el equipo tampoco está al nivel que se le debe exigir. Y hay errores de libro: quitar a Deco no tenía sentido, sacar a Giovanni tampoco, darle sólo diez minutos a Bojan menos.

Respecto a si la liga está sentencida, es demasiado pronto para decirlo, pero este Madrid, con Schuster vigilante, no tiene pinta de que vaya a tirar muchos partidos a la basura, como hizo otras temporadas. Creo que será campeón unas cuantas semanas antes de que finalice el campeonato. Pero hay que esperar. Como siempre, influirá el factor Liga de Campeones. Quizá sea esa competición la que tenga que mirar más este año el Barcelona.

Del resto de la jornada, destaco la victoria del Español en el Calderón. No ha sido ninguna sorpresa. Me imagino a muchísimos apostantes de quinielas poniéndole un doble a ese signo, sospechando que ocurriría exactamente lo que sucedió. El Atleti es especialista en amargarse la vida. Ahora que le iba bien, se ha creado un problema con Maniche. Y Valverde le ha imprimido un sello y una categoría a su equipo digno de mención.

10 Comments:

At 25 diciembre, 2007 22:01, Anonymous César said...

Voy a discrepar con Telmo en esto, no se si tendré razón, pero voy a explicarme.
Seguramente sea cierto que Rijkard haya perdido el norte en la dirección del equipo, pero pese a que es probable que perdamos (el Barça pierda) la liga, creo que se merece acabar el proyecto hasta final de temporada. Hay muchas razones para no cambiar a entrenadores a mitad de temporada y ejemplos de sobra (vease Valencia ahora) de que el equipo empeora respecto al entrenador anterior, pero fuera de eso Rijkard es un entrenador que se ha ganado el crédito y pese a que no acierte esta temporada, creo que los equipos grandes como el Barça pueden permitirse, dentro de esa grandeza, el lujo de mantener las formas y la calma hasta obtener el resultado final de la campaña.
Más aún cuando el equípo va segundo aunque el primero sea el equipo rival. Pero opino que tal resultado para un equipo grande uno, incluso dos años no es tan grave y debería normalizarse como ocurre en la liga inglesa donde el Manchester siempre bordea el éxito en el campeonato aunque no lo consiga todos los años. Si hay consenso en cuanto a que hay equipo para el futuro, en las relaciones con la prensa, no hay cisma en la hinchada y confianza en que la directiva hace las cosas bien ¿no es más grave tomar decisiones precipitadamente?.
Si yo veo un área en la que se podría actuar para cambiar las cosas a corto plazo y que ahora aqueja al equipo es en la filosofía de quién debe jugar. Me refiero a las situaciones que se dan con grandes jugadores idolatrados por la hinchada que ya pasaron sus mejores días. La situación de sentarlos en el banquillo no crearía tantos problemas si se asume que "deben jugar los que estén en mejor forma" se llamen como se llamen. Esto implicaría conceder mayores poderes al entrenador. Conceder la autoridad al estilo de entrenadores como Benitez sería bueno para este aspecto. Supongo que tiene su lado malo en otros aspectos de la gestión de un equipo.
Creo que la hinchada debería comprender esto y que se crease menos revuelo cuando algún crack no aparece en la alineación. Y la comprensión de la hinchada me parece importante porque repercute en el trato de la prensa al entrenador y el equipo. Cada vez que veo las ruedas de prensa de Rijkard, me da penilla. Por los ataques de los periodistras porque creo que estos no comprenden que Rijkard posee mucha más información que ellos pero por el bien del equipo necesariamente no puede contarla.
Si hoy por hoy Ronaldinho no es decisivo para el equipo, quizá después de dos meses en el banquillo y sin sacar de quicio las cosas, vuelva a serlo.
Así es como yo lo veo.

 
At 26 diciembre, 2007 10:00, Anonymous telmo said...

Hola César, cuánto tiempo.
Entiendo tu postura, que es la típica del fútbol inglés, como tu dices.
Yo en cambio creo que Rijkaard debió irse al finalizar el año pasado, porque su ciclo para mí estaba ya finalizado. Durante toda la temporada pasada los síntomas eran evidentes: los jugadores ya no le hacían caso y necesitaban una cara nueva. A mí Rijkaard me ha parecido muy bueno, pero ahora le veo perdido.
Era normal que yo quisiese que jugara Ronaldinho, pero porque yo no le veo entrenando. Si el le ve todos los días, sabrá que no está para jugar, como se vio claramente el sábado.
Y bueno, al equipo le veo muy mal físicamente, y me dio mucha pena que Bojan jugase sólo 10 minutos.
Pero entiendo que desde un punto de vista sereno se piense como tú lo haces.

 
At 26 diciembre, 2007 10:49, Anonymous javi said...

Se quiere sacar las cosas de quicio creo yo. A día de hoy el Madrid es superior al Barcelona, con o sin jugadores lesionados. Y el año pasado lo que sucedía fue que el Madrid estaba en un peldaño más bajo por eso la liga se decidió al final, los dos equipos de arriba fallaban con asiduidad. Este año el Barcelona está haciendo prácticamente lo mismo, pero el Madrid de momento está mas fuerte.
Solamente hay que ver a Ronaldinho bajo de forma tanto anímica como físicamente, y a Etoo que no está al 100%. Muchas de las plantillas están basadas en estos cracks y cuando estos no funcionan, la plantilla no rinde al nivel que se espera.
Ahora ya podéis debatir sobre la marcha de Rijkard o sobre si tiene que irse Ronnie. Yo creo que ninguno de los dos debería irse en este momento, pero el entrenador si que tiene que tener valentía y sacar a los jugadores que realmente estén mejor en cada momento.

 
At 26 diciembre, 2007 14:11, Anonymous César said...

De nuevo por aquí. No sé exáctamente por qué, pero yo confío más en los entrenadores que en los jugadores. Por eso me gusta mucho Pepu Hernandez, he leido entrevistas en profundidad y cuando habla de gestionar al grupo me convence y me gusta cómo habla.
Pero es que a mi me gusta teorizar e irme por las ramas. En lo concreto, yo sentaría a Ronaldinho, metería a Deco de inicio y cambiaría poco las alineaciones dando bastantes más minutos a Bojan, sobretodo en el Camp Nou. Yo aún confío en bajones del Madrid y en que si se le achucha puede fallar

 
At 26 diciembre, 2007 14:16, Anonymous César said...

Sobre Rijkaard y Ronnie, es verdad, mejor a final de temporada

 
At 26 diciembre, 2007 15:11, Anonymous telmo said...

Javi, tu comentario es certero, pero visto desde la distancia. En Barcelona, después del final de la Liga pasada, las cosas no se ven igual. Desde entonces hay ganas de cortas cabezas, sobre todo después de ver que nada ha cambiado desde entonces.

 
At 26 diciembre, 2007 15:17, Anonymous LuisEnriqueTuPadreEsAmunike said...

Tenéis que prescindir de la mala hierba del vestuario azulgrana que son Ronnie, Deco, Henry, Xavi y Valdés que se cree Dios, pero todo ello a final de la temporada.

 
At 26 diciembre, 2007 15:24, Anonymous telmo said...

Pues yo pienso, César, que el Madrid de Schuster no va a dar muchas oportunidades a los rivales. Creo que esta Liga no va a tener emoción.

Respecto a los entrenadores, cuando se les ficha, hay que dejarles trabajar, por supuesto. Pero cuando ya llevan tiempo, y se les va de las manos la situación, hay que hablar con ellos y preguntarles cuáles con sus planes. Pero claro, si el presidente es un tipo que para tapar un fracaso ficha a un jugador acabado como Henry, poco puede exigir.

 
At 26 diciembre, 2007 15:28, Anonymous juanki said...

Yo soy muy de Rijkaard. Me parece un entrenador para quedarse mucho tiempo. Es imposible en varios años no atravesar por malas rachas de vez en cuando. Si los jugadores saben que el primero en caer es el entrenador se van a relajar. Pero si los jugadores saben que pase lo que pase el entrenador es intocable las cosas pueden cambiar.

A nivel de plantilla el Barcelona no está al final de un ciclo. La base puede durar muchos años (Puyol, Yaya, Iniesta, Messi, Bojan, Etoo) pero tiene que prescindir cuanto antes de Ronaldhino. No sé si también de Deco y alguno más. Cuando elimine "ovejas negras" las cosas cambiarán por si sólas....

 
At 27 diciembre, 2007 10:36, Anonymous telmo said...

Leed esto, si teneis un ratillo, para comprobar cómo están las cosas por allí. El Barcelona hizo un equipo para ganar cinco ligas y dos copas de Europa, no para dejarse morir al tercer año.

http://www.sport.es/default.asp?idpublicacio_PK=44&idnoticia_PK=469887&idseccio_PK=1123

 

Publicar un comentario

<< Home