Maracana-1950

9 de octubre de 2006

Despelote

He estado un tiempo sin escribir en el blog, por diversas circunstancias, entre otras las vacaciones. Procuraré aplicarme a partir de ahora.

La selección ha llegado a una situación límite. Luis Aragonés debe irse, porque no parece posible revertir la tendencia. Las cosas han degenerado demasiado, los jugadores no le creen, hay mal ambiente, y cuando se llega a esto hay que tener la mente fría y no ser egoísta. No creo que Luis sea tonto, aunque últimamente parece enloquecido, y por tanto él sabe positivamente que esto ya lo tiene que sacar adelante otro. En su tono de voz creo adivinar que no se le escapa que no le queda nada en el cargo ¿A quién elegiría? Creo que ya lo dije, yo ficharía a un entrenador extranjero, de mano dura o con personalidad acreditada: Scolari, Lippi, Capello, quizá Hiddink o incluso Schuster. De los nacionales sólo Benítez.

Ahora bien:

Veo una tendencia a echar la culpa a la federación. Evidentemente Villar no tiene dos luces, y oírle hablar es un ejercicio doloroso, pero eso no exculpa a los verdaderos responsables sobre el terreno de juego. Italia fue campeona del mundo con un escándalo terrible de despachos. Ellos se unieron en el peor momento, los nuestros mientras demuestran ser una banda.

El debate sobre Raúl es superficial. Yo le hubiera llevado, pero sólo porque lucha más que nadie. Ahora mismo no es indiscutible, no marca la diferencia, puedes convocarlo o prescindir de él y ninguna de las dos cosas debería ser noticia.

Algunos de los que crucificaron a Clemente, ahora mantienen una línea más neutral. Eso es tener cara. Como el vasco no les caía bien (es bastante borde, eso no lo duda nadie), había que machacarlo, y no pararon de hacerlo hasta echarle. Pero ojo, estuvo siete años de seleccionador, y sus dos primeros fueron bastante mejores que los de Luis. Formó un equipo compacto, no teniendo tanta calidad para elegir como hay ahora, y alcanzó niveles de juego muy buenos, en el mundial del 94 y sobre todo en la fase de clasificación para la eurocopa siguiente. Comparar aquella selección con la de ahora, que se clasifica en la repesca, hace un partido bueno contra Ucrania y se monta un show indecente, es un insulto.

Los jugadores. Esa es la clave. No parecen unidos. Casillas nos ha malacostumbrado, y ahora no para ni una difícil. Se vierten muchas críticas contra Puyol, que no ha estado acertado en los últimos meses, pero le pasa como a Raúl, que lucha hasta la extenuación. Remata de cabeza y es el que primero baja a defender. Juanito no mejora a Ramos como central, pero con eso evita llamar a Salgado, a quien pienso que Luis no traga, lo cual tampoco me extraña mucho. En el lateral izquierdo hay un verdadero baile. Salen y entran jugadores, todos parecen mediocres. El centro del campo se llena de jugones, que se dedican a pasarse la pelota en horizontal, ahí hace falta un poco más de mordiente. Xavi, Iniesta, Cesc… demasiados jugadores parecidos, y poca banda. Torres parece volver al nivel anterior al mundial, o sea, bajo, y Villa, que ahora es el crack, solo no puede.
No tenemos tanta calidad como para prescindir de Vicente, pero parece que el que no quiere ir es él. Luque y Morientes a mí me parecen fijos, pero Luis ya no cuenta con ellos. Los dos han aprovechado para rajar del entrenador, convirtiendo a la selección en un despelote. Joaquín afirma que así es, pero sería mejor que aprendiera a tirar a portería en vez de hablar tanto, y contribuir él a que sea así, sobre todo cuando ha tenido tantas oportunidades y ha aportado tan poco, y cada vez menos.

Y lo más sangrante: me comentan que Luis no se habla prácticamente con Villar, ni con Sáez. No hay por tanto conexión con las divisiones inferiores. Esto es un escándalo.

Es una pena, tantas oportunidades perdidas para llegar lejos y ahora parece que estamos peor que nunca. No veo factible que esto pueda mejorar pronto, quizá nos quedemos sin ir a la eurocopa, espero equivocarme.

1 Comments:

At 09 octubre, 2006 16:00, Anonymous javi said...

Esta selección, no la levanta ahora mismo ningún entrenador. Se necesita un buen entrenador y ADEMASI un buen grupo de jugadores comprometidos. Lo primero lo podemos traer, pero lo segundo ahora mismo no hay ningun trainer que no se "lo merienden" los jugadores. Tenemos a muchas estrellitas que se creen como dioses, y los únicos que pudieran luchar por la seleccion son los de equipos de la mitad media-baja de nuestra liga, al menos sentirían los colores. Y si echan a Luis o se va y viene Lotina que dios nos pille confesados, tiene menos personalidad que el espantapajaros del mago de oz.

 

Publicar un comentario

<< Home