Maracana-1950

13 de junio de 2007

Verano de 1982


Hoy hace un cuarto de siglo que empezó el mundial de España de fútbol, el primer acontecimiento deportivo internacional del que tengo recuerdos. Cuando esta mañana he oído la noticia por la radio, no he podido evitar viajar mentalmente, al menos unos instantes, a aquel verano que afrontamos con tanta ilusión, y que luego nos dejó un poso de amargura que no ha acabado de irse.

En realidad en un mundial se encierran todos, porque para captar la esencia de cada selección no hace falta ver más que unos cuantos partidos. Italia nunca fue más Italia que entonces. Una primera fase tediosa, especulando en vez de jugando, una clasificación agónica, y luego el salto de calidad y el equipo al que es casi imposible hacerle un gol. Brasil era la leche, practicó durante todo el campeonato un juego espectacular, y es que tenía un centro del campo para caerse la baba… Tan buenos, que daba lo mismo que ganaran o no. ¿Y Alemania? Pues finalista, como Dios manda. Con problemas, sin brillantez, pero demostrando una superioridad física y mental que es su principal baza.
Francia rozó el triunfo, y dio muestras de la guerra que daría en los años siguientes. Inglaterra estuvo ahí, pero sin culminar nada, que es lo que ha seguido haciendo. Argentina, que venía de salir campeona en casa, y que volvería a hacerlo en México 86, empezaba a mostrarle al mundo un jugador que iba a hacer historia, Maradona. Uruguay ya estaba de capa caída y ni se clasificó.

Y, aunque entonces no me di cuenta, España también quedó retratada. Mucha ilusión antes, todos volcados con el equipo nacional, grandes expectativas, al parecer fundadas, y luego carencia total de competitividad en el momento cumbre. Decepción, tristeza. Menos mal que poco después vino lo de Malta, luego la victoria frente a Alemania, y la final en Francia. Pero eso era una Eurocopa, yo quiero ver a España jugando una final de un mundial de fútbol, me conformo con una vez en mi vida, pero no con menos.

Hubo más cosas aquellas semanas, algunas anecdóticas, pero que quedaron en la memoria y aún me vienen a la cabeza. Por ejemplo, el partido entre Rusia y Brasil, con un árbitro español muy parcial que favoreció a Brasil claramente. La victoria de Argelia ante Alemania en El Molinón, y luego el apaño que hicieron los germanos con Austria para pasar ambos a la segunda fase. O los diez goles que le metió Hungría a El Salvador. También recuerdo que la presencia de Kuwait y Nueva Zelanda me llamó poderosamente la atención. Polonia tenía un pedazo de equipo, igual que Francia. Pero sobre todo veo jugadores: Lato, Conti, Rossi, Zico, Sócrates, Giresse, Mariner, Breitner.

Ahora me acuerdo que en Agosto de ese mismo año, de vacaciones en la playa, seguí también con mucha intensidad el mundial de baloncesto, que se disputaba en Colombia, en la ciudad de Cali, donde nuestra selección hizo un papel impresionante, rozando el bronce, que sin embargo nos arrebató Yugoslavia.
Y es que, con el tiempo aprendí que las heridas de los mundiales de fútbol no se curaban tan fácilmente con los de baloncesto, que siempre se disputan unas semanas después. Pero el verano pasado el equipo de Pepu me quitó la razón, demostrando que, por mucha que sea la dificultad, vale la pena intentarlo, porque algún día es el señalado, y hay que estar preparados.

No puedo dejar de añorar aquellos tiempos, ese verano en el que me empapé de deporte por primera vez, en el que empecé a entender lo que cuesta llegar a lo más alto.

6 Comments:

At 13 junio, 2007 12:47, Anonymous javi said...

Esos jugadores como Litwaski, Pasarela, Zico, Sócrates, Falcao, Dino Zoff, Maldini y Platiní.

Hay que recordar esas colecciones de cromos de Panini, con la mascota del naranjito con la pelota en la mano....Mi primera y no última colección inacabada...

Los primeros maletines con el España-Malta 12-1..., vinieron despues con ese Jose Angel de la Casa nombrando a Dios.....(gol de Señorrrrr!!!!).

No recuerdo más, si recuerdo mejor el de Mexico 86 con Pike...

 
At 13 junio, 2007 13:48, Anonymous juanki said...

¡Cuántos recuerdos! A mi me regalaron aquel verano en mi cumpleaños un balón y un traje del Real Madrid. No recuerdo ningún regalo que me hiciese más ilusión que aquellos. Mi idolo era Santillana. Por aquel entonces tenía nueve años y me peinaba el pelo hacía atrás para parecerme a él. Me indignaba que el seleccionador español, Santamaría, no le alineara entre los titulares en los primeros partidos del mundial.

Seguía los partidos de la selección española con auténtica devoción. Pero no sólo los de la selección española. Recuerdo aquellas tardes y aquellas noches, merendando o cenando frente al televisor viendo partidos de selecciones de países cuya existencia no conocía hasta entonces.

No me imaginaba haciendo otra cosa en la vida que no fuese ser deportista profesional. Por eso soñaba con el día en que fuese yo quien vistiese la camiseta roja en algún mundial. Las formas de aquel sueño cambiaban poco, Juan Carlos marcando el gol decisivo en la tanda de penalti y Juan Carlos recogiendo la Copa del Mundo. Por eso cuando España cayó eliminado no tenía ninguna duda de que algún día yo estaría entre los que vengasen aquella derrota.

Veinticinco años después, mis ídolos deportivos son bastante más jovenes que yo, que ya tengo edad para estar retirado. No estuve ni cerca de ser deportista profesional. Lo que si me queda, como a Telmo, es la ilusión de ver a algún español recoger la copa de campeón del mundo. Y entonces ,( ya me pasó cuando la recogió Gasol) soñaré que ese español soy yo.

 
At 13 junio, 2007 15:57, Blogger juanjo said...

Jeje, efectivamente ya se podía ver que los del baloncesto nos iban a dar muchas más alegrías que los del fútbol...
Yo me acuerdo sobre todo de Schumacher, de Rummenigge y de mi primer tango adidas :)

 
At 13 junio, 2007 16:13, Anonymous juanki said...

Javi, ¿Maldini?

 
At 13 junio, 2007 16:55, Anonymous telmo said...

Juanjo, me alegro que vuelvas, sabía que este tema te iba a gustar.
Javi me acaba de decir que Maldini ha estado toda la vida jugando con la selección italiana, y que no hay más que hablar.
Me he emocionado leyendo el comentario de Juanki.

 
At 14 junio, 2007 12:10, Anonymous telmo said...

Moce sigue desaparecido, no me extraña, con la semana que lleva su querido Mariano...

 

Publicar un comentario

<< Home